Humedades



Humedades por Condensación

La humedad por condensación se produce cuando el vapor de agua del aire entra en contacto con una superficie fría, una pared mal aislada, una zona poco ventilada o carente de calefacción, etc. El vapor de agua contenido en el aire se condensa sobre esas superficies. Se ve en cristales y paredes con alto coeficiente de transmisión térmica.



Humedades por Capilaridad


La humedad por capilaridad es uno de los problemas que aparece en todo tipo de viviendas y edificios. La humedad de capilaridad la podemos encontrar prácticamente en todos los edificios antiguos y en la mayoría de los de reciente construcción. Podemos definir humedad como la diferencia en volumen de agua contenida en un material con su comparación con la cantidad que tendría en estado seco. Se produce por el fenómeno de ascensión capilar del agua y se transmite a través de los materiales porosos (cemento, etc.) del muro.


Humedades por Filtración

Las humedades por filtraciones generalmente se producen como consecuencia de zonas sin impermeabilizar o con impermeabilización deficiente que permite el paso de agua a través de la fachada, muros de contención y cubiertas. Es frecuente que se produzca en los encuentros de muros de sótanos con la solera y el forjado superior, así como en juntas constructivas entre distintos elementos, por rotura de los cerramientos o acabados y en lugares de paso de instalaciones.